Saludo del Embajador del Japón, ARIYOSHI Katsuhide

2022/1/17
有吉大使
Feliz año nuevo a todos, espero que este nuevo año esté lleno de felicidad y buena salud.
 
El año pasado fue igual a como hace dos años, el Covid-19 ha azotado al mundo, y creo que todos ustedes vivieron una vida difícil. Las actividades de nuestra Embajada también fueron severamente restringidas. Por otro lado, me alegro mucho de que, durante las vacaciones de fin de año y año nuevo, hayamos podido pasar tranquilamente en el tema del Covid-19 gracias a los esfuerzos del gobierno y el pueblo salvadoreño.
 
Reflexionando sobre el año pasado 2021, el gran evento para Japón fue sin duda los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, que se celebró de julio a septiembre. Debido a la pandemia, el evento se pospuso por un año, y la mayor parte de la competencia se disputó sin público para prevenir la infección. Sin embargo, el despliegue de las actividades de los atletas del mundo les dio una muy buena e inolvidable impresión no solo a los japoneses sino también a las personas de todo el mundo. La delegación salvadoreña también desplegó sus habilidades, y me gustaría felicitar nuevamente al Señor Herbert Aceituno (Para Powerlifting) por haber conseguido la medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos.
 
Para El Salvador, el año pasado fue un año memorable por el Bicentenario de la independencia. Además, la adopción del Bitcoin como moneda de curso legal y el anuncio del concepto Bitcoin City se han convertido El Salvador en el centro de atención de nivel mundial.
 
Ahora, me gustaría escribir algunos de los episodios más inolvidables sobre mis actividades como Embajador en el año pasado. Cada uno de ellos muestran la estrecha amistad entre El Salvador y Japón.
 
En abril, visité la Central Geotérmica de La Geo en Ahuachapán y recibí una explicación en japonés muy fluido del presidente de La Geo, el licenciado Mynor Gil, quien estuvo en Japón durante más de 10 años. En el edificio de turbinas de generación de energía que visité en ese momento, me di cuenta que las turbinas de generación de energía de Mitsubishi Heavy Industries, Ltd. y Fuji Electric Co. Ltd. eran de fabricación japonesa y que fueron instaladas en la década de 1970, todavía están en servicio activo después de casi 50 años. Me impresionó la calidad de los productos japoneses y el trabajo serio de la gente de El Salvador para mantenerlas y administrar cuidadosamente.
 
Con respecto a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, en junio, visité la ciudad de Fujisawa, Prefectura Kanagawa, que fue la ciudad anfitriona de la delegación de El Salvador. En ese momento, vi la instalación deportiva utilizada por la delegación salvadoreña para el entrenamiento previo, y fue una instalación realmente satisfactoria y espléndida. Además, tuve una reunión con el Señor Suzuki, Alcalde de la ciudad de Fujisawa y otras personas involucradas en los Juegos Olímpicos en la ciudad de Fujisawa y la prefectura Kanagawa, y me impresionó su gran pasión por los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 y por la delegación salvadoreña. Creo que el apoyo entusiasta de estos ciudadanos de Fujisawa y Kanagawa ayudó al éxito de la delegación salvadoreña.
 
En octubre visité San Miguel y asistí en la Ceremonia de Inauguración y Entrega del Primer Paquete del Bypass de San Miguel, que se construye con la cooperación de Japón. Hice un saludo desde el escenario junto al Presidente Nayib Bukele, lo que también fue un evento inolvidable para mí. Después de ver el Bypass y la situación viaria actual, y escuchar el poderoso discurso del Presidente Nayib Bukele, sentí la importancia del mejoramiento de las carreteras para el desarrollo de El Salvador. Como un diplomático japonés, me enorgullecí y sentí alegría que Japón pudiera cooperar en estos temas importantes y contribuir al desarrollo de El Salvador.
 
En noviembre, asistí a un acto de donación de un automóvil para la donación de sangre a la Cruz Roja de El Salvador. Este vehículo para donación de sangre, que fue asistido por "el Programa de Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana”, que está dirigido principalmente a las comunidades locales. Éste es el primer vehículo en El Salvador que puede completar el proceso de la donación de sangre dentro del automóvil. En esta ceremonia de donación, se colocó una placa de reconocimiento que expresó la gratitud por la cooperación de Japón en las instalaciones de la Cruz Roja. Estoy contento de que la cooperación de Japón haya contribuido a la promoción de la salud del pueblo salvadoreño.
 
Además, cuando asistí a varias competencias como karate y judo, vi que los karatekas y judokas, incluidos los jóvenes y niños jugaban con seriedad y entusiasmo. Me di cuenta que entre El Salvador y Japón tenemos un buen intercambio y gran amistad, no solo en términos de cooperación económica, sino también en términos culturales.
 
Para el año 2022, me gustaría dar mi mejor esfuerzo posible para fortalecer más esta amistad que ya existe entre El Salvador y Japón.

 
Enero de 2022
Embajador del Japón ante El Salvador
ARIYOSHI Katsuhide