Embajada de Japón en El Salvador

日本国国旗

在エルサルバドル日本国大使館

Japón construyó aulas y enfermería en complejo educativo de Sacacoyo

El Excelentísimo Embajador del Japón, Señor Kazuyoshi Higuchi, junto al Alcalde de Sacacoyo, Señor Pedro Leopoldo Montoya, representantes de la Dirección Departamental de Educación de La Libertad y miembros de la comunidad educativa participaron en la inauguración del Proyecto de Mejoramiento de la Infraestructura del Complejo Educativo Marisol Bolaños de Rivas en el municipio de Sacacoyo, del departamento de La Libertad.
 
Los alumnos de esta escuela estudiaban en aulas provisionales, que no contaban con las condiciones de seguridad, iluminación, ni ventilación adecuadas.
 
Por ello Japón financió, a través del programa de Asistencia Financiera No-Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS), la construcción de tres aulas, servicios sanitarios para párvulos, reparación de servicios sanitarios existentes y realización de obras exteriores.
 
También se realizó la construcción de una enfermería. A través de este espacio, además de brindar atención médica, se asesorará a los jóvenes y se difundirá información en relación a temas de género. Cabe destacar, que este es el primer centro de estudios público de El Salvador que cuenta con un área de servicios de salud.
 
La inversión total de las obras fue de $103,146 dólares, de los cuales $90,600 fueron aportados por Japón; $9,500 por la municipalidad y $3,046 por la comunidad en concepto de mano de obra no calificada.
 
A través de este proyecto, Japón contribuye a que 639 alumnos estudien en un condiciones adecuadas; y de este modo, promueve la denominada “seguridad humana”, un concepto que insta a proteger el derecho de la gente a llevar una vida feliz y digna, libre del temor y la miseria, a través de su protección y el desarrollo de sus capacidades.


                                     

     
                                     


                                                                                       
 “Gracias a este proyecto estamos seguros porque las nuevas aulas son resistentes a los temblores y también estamos más cómodos porque las aulas tienen las condiciones adecuadas”.
 
Gabriel Navarro,
 
Estudiante de octavo grado COED Marisol Bolaños de Rivas